miércoles, 9 de noviembre de 2011

Un ciclodía de camping

Introducción

La tranquilidad del ciclodía de nuestros heróicos ciudadanos era alterada por una nueva misión asignada:


¡Alerta Misión! ¡Alerta Misión!
Felicidades Ciudadano, has sido seleccionado a formar parte de un selecto equipo para ayudar a el ciudadano Señor-Z-Oro en una importante misión.
Favor dirigirse al sector Oro de inmediato.

Las ansias de acudir a dicho sector hicieron que nuestros ciudadanos dejaran sus diarias tareas a medio terminar y sin validar procedimientos de seguridad, ganando varios puntos de traición.

Esquele-R-Tor corrió al sector Oro.
CachoPa-R-Aua solicitó ayuda a un oficial de tránsito, quien validó los datos de identificación para luego detener un vehículo del sistema público del Complejo Alfa TransAlfa™.
Y el nuevo integrante Moon-R-Ana no estaba feliz del todo, lo cual hizo que el mismísimo Amigo Ordenador se comunicara con él:

- Hola. Soy tu Amigo El Ordenador. Los sensores indican que no te encuentras muy feliz. ¿Necesitas una dosis extra de pastillas Felicitonina?

Moon-R-Ana, en un leal acto asumió la infelicidad que sufría en esos momentos. Logrando con eso la piedad del Ordenador además de una caja de pastillas de Felicitonina y dos pastillas experimentales.
Lo primero en tomar fue una pastilla experimental, que le causo una lenta parálisis de todo su cuerpo, luego, gracias a la pastilla de Felicitonina, evito una parálisis grave, aunque comenzó a alucinar. Todo era lento para este ciudadano que dejaba de sufrir de infelicidad.

Ante el Señor-Z-Oro

Imana-665-C entró a la habitación. Funcionaba a la perfección luego de que CachoPa-R-Aua lo arreglase ciclodías atrás.

- ¡Ahí eztán miz ezclarecedore' favorito'! - Era la bienvenida del Señor-Z-Oro - Uztede' zerán quienez trabajen para mí... de lo contrario, conziderenzez miz enemigoz.

Nuevamente nuestros heróicos esclarecedores no tenían más opción que acatar las ordenes que se les daba, aunque en esta oportunidad, y gracias al efecto psicotrópico de las drogas, Moon-R-Ana no sabía lo que sucedía a su alrededor.

- Uztede' encontraron algo dentro de mi robot Imana, y ahora deberán traerme ezo, que yo llamo carne. Zi lo logran, ganarán un poderozo amigo
- ¿Quién? - preguntaron los Esclarecedores
- ¡Pue' yo! ¡¡Zeñor-Z-Oro!! Pero ezta mizión ez zecreta, ya que deberán ir hazia el ezterior. ¡Tomen todo el equipo que dezeen y traiganme lo que lez pido!

Un canasto, un mantel y la comida

Al entrar a las bodegas que administraba el Señor-Z-Oro, nuestros valientes héroes se equiparon con:

Esquele-R-Tor: lanza cohetes, armadura CS Rojo
CachoPa-R-Aua: Casco y una caja de refrigeración etiquetada como "carne aquí"
Moon-R-Ana: Un mantel rojo Un sistema de aislación CS Rojo, que se lo colgó al cuello, imitando al Señor-Z-Oro.

El camino hacia el exterior sería rápido: Un oscuro túnel y tres botes individuales inflables los esperaban.

Uno a uno se lanzaron al oscuro túnel sin temor alguno rumbo al ezterior, con tal de satisfacer las necesidades de Señor-Z-Oro, nuevo amigo de nuestros aventureros del Complejo Alfa.

El Ezterior

Todo era quieto y tranquilo, al lado del canal se extendía una llanura verde con algunos árboles veía una zona de CS Verde, con extraños pilares rugosos marrones con más material CS Verde sobre estos.

Las aves cantaban Extraños sistemas de comunicación se escuchaban en ese entorno.

El cielo era claro en lo alto ¡No había techo! El terror de no tener techo congeló por un momento a los Esclarecedores, pero estando rodeados de una zona de CS Verde, no se atrevían a avanzar.

- Pero si nos envió el Señor-Z-Oro CS Azul... ¿podremos avanzar por la zona Verde?

El primer paso fue el más complicado, temerosos de cometer algún acto de traición... nada ocurrió.

La Pequeña Casa en la Pradera

Mientras nuestros heróicos esclarecedores avanzaban temerosos, escucharon el relinchar de un caballo un extraño sonido y se apresuraron a ver que era. Adentrándose entre arbustos y árboles aquel extraño material marrón y verde, divisaron una cabaña lo que parecía ser un depósito o bodega y extraños seres estaban por diferentes lugares.

Cautelosamente se acercaron e intentaron comunicarse con un extraño ser cuadrúpedo que comía el extraño material verde desde el suelo (un caballo).

Los movimientos de Moon-R-Ana y la brisa del exterior el indetectable sistema de ventilación del lugar agitaba el mantel rojo la prenda de protección roja y un estruendoso ruido acaparó la atención de cada uno de nuestros heroes:

- ¡¡¡MMMMMUUUUUUUUU!!! - Un enorme toro negro de largos cuernos ser cuadrúpedo de CS Infrarrojo corrió amenazante sobre Moon-R-Ana, que sin dudarlo intentó escapar de dicho ser.

Los ágiles reflejos de Esquele-R-Tor y su sangre fría permitió eliminar la amenaza del toro infrarroja con su lanza cohetes, lo que creó una lluvia de carne ese extraño material encargado por el Señor-Z-Oro.

Complejo Alfa, Dulce Complejo Alfa
Los valientes esclarecedores regresaron por el mismo túnel utilizado para salir del Complejo Alfa, y en la total oscuridad un destello color naranja cegó a todos nuestros aventureros, sólo Moon-R-Ana no volvió a despertar. ¡Nadie sabía qué había ocurrido! Un horrible acto de traición se cometía.

¿Quién fué? Señor-Z-Oro era CS Azul y nuestros aventureros CS Rojo. Un resplandor naranja... pero nadie de CS Naranja.

El siguiente clon de Moon-R-Ana se activó y se dirigió al sector Oro, qué encontró rodeado de agentes del Servicio de Seguridad Interna. Nuevamente nuestro equipo de esclarecedores se reunía pero algo no andaba bien.

- ¡Puez que loz dejo! - se despidió rápidamente Señor-Z-Oro y dejó a nuestros heroes.

El festejo de una nueva misión finalizada con éxito se opacó cuando el lider del equipo de Seguridad Interna preguntó:

- Tenemos un reporte de una salida no autorizada del Complejo Alfa, lo cual es considerado una altísima traición. ¿Qué estaban haciendo?

- Cumpliendo al misión encomendada del Señor-Z-Oro - respondió CachoPa-R-Aua.

Los agentes de seguridad deseaban apretar sus gatillos, pero el protocolo exigía validar la información.

- No existe registro de una misión de dicho ciudadano, ¿No estarán mintiendo? ¿No estarán tramando un sabotaje? ¿No serán ustedes unos traidores-mutantes-comunistas? - las miradas de dichos guardias deseaban sangre de nuestros heroes, pero la labia de CachoPa-R-Aua retrasó la cercana masacre.

- Lo que sucede, oficial, es que estamos en una misión secreta... ¡muy secreta para el beneficio del Complejo Alfa! ¡¡Tan secreta...!! que no sabemos de que va la misión.


- Me han pillado de humor, tendrán solo dos horas para poder generar un reporte sobre dicha misión y que sea validada si es que quieren vivir.


Y como de costumbre, las emociones dentro del Complejo Alfa no cesaban. 


Continuará...